Relación Familia-Escuela

Familia y escuela  son los dos grandes agentes socializadores responsables de la educación de los niños

La implicación de las familias en los procesos de enseñanza y aprendizaje repercute de forma directa en el rendimiento de los alumnos ya que contribuye en la mejor consecución de los objetivos educativos  y además proporciona  seguridad y confianza.

Crea también algo muy importante a tener en cuenta: actitudes más positivas de los padres hacia la escuela. Es por tanto necesaria e imprescindible   la participación y colaboración de todas las familias.

A lo largo de toda escolarización es nuestro deseo Mantener relación personal con los alumnos y sus padres a través de las oportunas entrevistas y reuniones periódicas para fundamentar la orientación personal, escolar, académica y profesional en el realidad educativa del alumno; así como informarles de los rasgos característicos del grupo y de todo aquello que les concierna en relación con las actividades docentes, complementarias y el rendimiento académico.